El Caso De La Rubia Platino, Pereza (acordes)

Autor: Anónimo | 38703 visualizaciones

aa7cdemg
INTRO:  D

D
Me adelantó un talón de setecientas, más gastos,
sin contar otras quinientas
en fichas del casino
D
mi último tren llegaba con retraso
                                              G
así que decidí aceptar el caso de la rubia platino.
Em
Yo era un huele braguetas sin licencia,
A                           A7
quemado en la secreta por tendencia extorsión
           Em           D
y líos de faldas, estaba, como buen expolicía,
C               G                               A7
a sueldo de un pez gordo, que sabia cubrirse las espaldas.

Verso 2
D
Ninguna zorra vale ese dinero,
pensé mientras dejaba mi sombrero  nuevo en el guardarropa,
D
cantaba regular pero movía  el culo con un swing
                               G
que derretía el hielo de las copas.




Em Cuando salió, por fin del reservado, A A7 sentí que las campanas del pasado replicaban a duelo, D la última vez que oí esa melodía C G A7 me recetaron tres años y un día, más IVA, en la Modelo. Estribillo C G D Para jugar al Black Jack y ser un duro, C G D andar escaso de efectivo es igual que pretender envidar, con un farol, al futuro, C G D no por casualidad me temen en los casinos, C me daban diez de los grandes G D por el caso de la rubia platino. INTRO: D Verso 3 D Los besos que te dan las chicas malas salen más caros cuando los regalan y huelen a fracaso, D pero el croupier me echaba cartas buenas y la rubia platino era morena y el caso era un gran caso. Em A En un pinton del puerto de Marsella nos fuimos demorando, Em entre botella Y botella de Oporto: D Los que pusieron precio a tu cabeza C G les dije exagerando su belleza, A se habían quedado cortos'- Versos 4 D Puede que me estuviera enamorando, porque, antes del café, cambié de bando, de hotel y de sombrero. D Mi viejo puso un cuarto, con dos camas, fingiendo que la dama era una dama y su hijo un caballero. Em A Ni siquiera, señores del jurado, padezco, Em como alega mi abogado, locura transitoria. D Disparé al corazón que yo quería, C G A con premeditación, alevosía y más pena que gloria. Estribillo C G D Para jugar al Black Jack y ser un duro, C G D andar escaso de efectivo es igual que pretender envidar, con un farol, al futuro, C G D no por casualidad me temen en los casinos, C me daban diez de los grandes G D por el caso de la rubia platino. C G D Para volver a ser alguien, en el ambiente, C G necesitaba un par de buenos clientes, D algo para mis vicios y un despacho decente, C G D no dan para comer las putas del barrio chino, C todos los lunes no me encargan G D el caso de la rubia platino.
Calificar esta versión:
Aviso: Este fichero es trabajo propio de su transcriptor y representa su interpretación personal de la canción. El material contenido en esta página es para exclusivo uso privado, por lo que se prohibe su reproducción o retransmisión, así como su uso para fines comerciales.